sábado, 17 de octubre de 2009

Antojito: mi top 1 en diminutivos atroces

Siempre se me antoja la comida de refugiados de guerra, la de hospital, la lasagna de Garfield y las hamburguesas de Torombolo, dice Sisi. A Ana, los panecillos de Candy Candy, la pizza de las tortugas ninja y los banquetes de las películas de Disney, a mí: las chuletas de Homero, los pasteles de pitufresas, la sopa caliente de Ricitos de oro, los desayunos en las telenovelas y los emparedados de crema de maní de los muppets babies. También el mítico pavo de Macario y las papas de la famosa escena de Chales Chaplin; Lorena por su parte asegura sentir debilidad por los cachetes de algunos bebés, la comida para perro, las cocacolas en donde sea que salgan, la comida en las películas mexicanas viejitas, las comidas en del campo de las películas europeas, asimismo los panecitos que lleva Caperucita a su abuela, y afirma también que su abuela solía decir que de niña siempre se le antojó comerse la lengua de los muertos.


Foto: yo en la fiesta de cumpleaños de Rodolfo a principios de año. Al lado de esa modelo yo me miro, digamos, monumental. Me caigo muy bien en esa foto. Y pues a propósito de los issues con la comida y bueno…



/Matt & Kim - Daylight (Troublemaker Remix) Featuring De La Soul

lunes, 12 de octubre de 2009

Este blog debería salir del clóset y ser todo él sólo de música

/Me gusta mucho ver cómo nacen ciertos sintagmas fijos, por ejemplo, el primer tuit que escribe la mayoría de los recién usuarios de Tuiter tiene que ver con algo así como “no sé cómo se usa esto” o “aprendiendo a usar esta cosa”; es una maravilla observar la incidencia de este tipo de enunciaciones. En el caso de los bloggers, es clásico tener abandonado el blog y comenzar la entrada con una locución tipo “no sé qué escribir pero tengo ganas de postear algo”. Qué bello sería poder antologar todo aquel material, sin duda.

/Este playlist pertenece a un otoño soporoso, huele a musgo, a sudor y no sé sabe aún cuándo tendrá el valor de llegar con todo. Creo que nunca antes lo había añorado con tanta urgencia.

1. “Heart Skipped A Beat”, The XX
2. “In this Lonely Town”, Jeremy Jay
3. “Be My Girl”, Smith Westerns
4. “Forgive Me”, Le Loup
5. “Wicked Blood”, Sea Wolf
6. “Floral Park”, The Wailing Wall
7. "Raise The Blinds", The Mumlers
8. “Wake”, The Antlers
9. “Ya Me Voy”, Rana Santacruz


Foto: fachada de una casita en Mission, en San Francisco. No sé qué me recordará que me gusta tanto.

jueves, 1 de octubre de 2009

No huyas, cobarde...

/No quiero caer en clichés posmodernos de roles de género, pero tengo la ligera sospecha de que soy “la mujer repelente”. No sé. Ayer chateando con A, decía “quiero mandarme a hacer una playera que diga: ‘no muerdo… tanto’”. Aunque ahora que recuerdo, en mi cumple número 25, Andrés me regaló una playera rosa con un tiburón y la leyenda “men eater”, estampados; aún la conservo aunque ya no la porte con indolencia y orgullo.
A acaba de tuitear, para mí solita, esto:(Píquele a la imagen)

/Una melodía para que los ánimos no decaigan:

“The Key”, Speech Debelle