miércoles, 20 de mayo de 2009

Tuiteando ando

/Tal y como lo dejé saber, el discurso inmediato y fragmentario que supone el Twitter, ha secuestrado mi sintaxis las últimas semanas. Sé de su existencia desde hace años, pero me resistía a la idea de tener que alimentar un tamagoshi más. Lo que no sabía era que someter una idea a no más de 140 caracteres podía resultar un ejercicio tan adictivo y sanador. Es por eso que ya son pocas las trazas que doy de mí en este espacio.

/Siempre me interesó la moda. Un ex novio confesome que la primera vez que me vio supuso que yo me dedicaba a eso. Y pues en ese momento no era el caso. El asunto es que ahora que la moda sí resulta ser el eje central de mis labores me muestro muy reaccionaria al respecto, lo que me parece de alguna manera injusto para mis convicciones. Yo y mis eternas ansias por dar la contraria no es más que punketería puberta y de vitrina.

/Para demostrar al mundo que no sólo escribo sobre Dubstep y el último catwalk de Ferragamo, aquí hay una entrevista que hice a Jis en la FIL pasada. Ha sido de las que más he disfrutado en mi adversa y peculiar carrera en el periodismo ocioso.

/Y, bueno. Esta imagen la robé del Facebook de Izazaga. Soy géminis, o sea: ya mero cumplo 28, chin.


1 comentario:

  1. jajaja cuando empecé a usar twitter me pasaba algo similar, todas las buenas ideas para un post quedaban como twitts monos pero medio abortados...

    mi sentido de la moda podría ponerte muy reaccionaria =-P

    ResponderEliminar