martes, 7 de abril de 2009

Más allá del bien y del glam

/Así como se titula esta estrada, se llamó el segundo blog que tuve. El primero lo abrí en la universidad porque vi que Marco tenía y se me antojó tener uno, pero luego de un par de lamentables posts, afortunadamente jamás pude volver entrar porque olvidé la contraseña.


/Hercules and love affair, suena y yo, sudo. Tuve muchas reservas con ellos, me sonaban a esos proyectos con pátina marica que no me late. Y no es que sea de las que escuchen música para varones -…y como si existiera eso-, pero... Digamos que en muchas ocasiones mi ipod suele ser más macho que el de muchos machos. En una boda, luego de muchas horas de festejo, comenzó a correr “Blind” y fui tan feliz que desde entonces les amo con toda su jotería discotequera. Nada es verdad, nada es mentira, todo –sin duda- depende del tipo de cristal que hayas consumido esa noche.


/O sea, sí. La soltería es el stage de las contingencias más festivas, soltero difícilmente la pasas mal, pero esa diversión ya comienza a tener más un hedor a resignación que estatus social cabalmente elegido. Es un poco como mi trabajo en el que, dado su carácter banal, tengo que verme en la necesidad de asistir a un gran número de eventos, y efectivamente, uno se mete tremendos fiestones, pero la verdad es que no dejan de ser impuestos. Entonces hasta las crudas me ocurren raras: por un lado están muy justificadas ellas, “que por la chamba y tal”, pero por otro me resultan innecesarias. Total que por andar por la vida con un ánimo que parece falda de hawaiana termino haciendo el ridículo después de varios tragos gorreados.


Aquí yo en una fiesta de famosa marca imperialista, en la que alguien aprovechose de mi estado de ebriedad y me retó a proferir algún tipo de obscenidad en el muro de los buenos deseos. No obstante, creo que el mismísimo Stephen Sprouse, donde sea que se encuentre, está orgulloso de mi intervención.


/Trivia:

¿Qué hizo la autora de esta bitácora en su ausencia?

  1. llorar por los rincones
  2. regresar a la casa de sus padres cual oveja perdida
  3. buscar una buena psicoterapia
  4. recuperarse de su más reciente intoxicación con proteína animal
  5. ponerse hasta las manitas en cada fiesta del puente FIL-FICG
  6. a y c
  7. b, c y e
  8. todas las anteriores
  9. ninguna de las anteriores

1 comentario: