miércoles, 29 de abril de 2009

4:25 am

Hace mucho tiempo que no estaba despierta a hasta estas horas (las orgías y francachelas no cuentan). Comienzo a cuestionar mi fuerte tendencia a llenar espacios dedicados a la exposición de sintagmas sin sentido, soy TAN fácil de manipular: que existen los blogs, que tengo un blog, que puedes cambiar tu nickname, que lo cambio, que la posibilidad de externar tus profundos sentires en Facebook, que lo hago, que existe un Twitter, que lo abro. Y a todo aquello recurro cuando llega a mí la más mínina necesidad de sosegar con sintaxis mis yemas. Y comienzo a sospechar que esa necesidad versa en buscar los argumentos para justificar las contradicciones que me componen. ¡Vaya desgaste! ¿No sería más motivante ser una suerte de “vándala digital” e irrumpir espacios?, ¿alguien tendrá ya un software para llevarlo a cabo?, seguro que ya.

Son las 4:34 am, me largo a la cama.

No hay comentarios:

Publicar un comentario